--YOUR CUSTOM HTML-- SO SUNNY: Roma para principiantes
Blogging tips

30 mayo, 2016

Roma para principiantes

De todas las ciudades que he visitado, sin duda, Roma es la que más me gusta. En realidad es una ciudad desastre; es ruidosa, es caótica, el tráfico es de locos, pero tiene un encanto que yo no he encontrado en ningún otro sitio.




Como tenemos amigos viviendo allí, afortunadamente vamos con bastante frecuencia, pero aún así no pensaba escribir un post, porque no me considero ninguna experta, la verdad, pero como muchos me preguntasteis por redes sociales, os voy a hacer un resumen de lo que paras mí serían imprescindibles en una visita.

Lo primero es entender que Roma es mucho más que sus monumentos, que su encanto viene precisamente por todo lo contrario, de las casas pequeñas, de los edificios destartalados, de los balcones llenos de flores, o de los restaurantes iluminados con farolillos que parecen sacados de la Dama y el vagabundo. Las ruinas, por supuesto, y esa capacidad de adaptar las ruinas a la vida diaria que hace que encuentres viviendas en medio de un teatro romano, o un templo en medio de un edificio, y que consiguen que tenga ese encanto tan diferente.
Por supuesto hay que visitar los monumentos, pero esos los tenéis en todas las guías. Así que yo os recomiendo que paséis tranquilos, que os perdáis por las callejuelas, que no dejéis de cenar en cualquier terraza del Trastevere un buen plato de pasta, Que toméis muchos cafés, en cualquier placita con encanto, que os metáis en los patios interiores (si os dejan :-)), que visitéis los mercados de comida y que no os centréis sólo en completar los puntos turísticos imprescindibles.
Que comáis helados como si no hubiera mañana, en Giolitti (la más conocida) o Della Palma (la mejor según mis hijas que a estas alturas han debido tomar helado en todas por las heladerías romanas...), a ellas las tienen ganadas por sus 150 sabores diferentes, a mí, que como me ganan es con un buen chocolate, me quedo con Lindt (a pesar de no ser italiana, al ladito de Di Palma) porque el helado de chocolate fondant es el mejor que he probado en mi vida, y el curasán relleno hará que te olvides de las dietas :-). Si sois adictos al chocolate, ese es vuestro sitio.
Que callejeéis sin rumbo fijo y sin ver mucho el mapa, porque casi todas las calles merecen la pena y el centro no es tan grande, así que al final, te vas encontrando con todo casi sin buscarlo. La primera vez que vi la Fontana de Trevi, fue así, callejeando, sin esperarla, tan de sopetón que me sigue pareciendo el sitio más increíble del mundo, esa mega fuente en medio de una plaza tan pequeña, en la parte de atrás de un edificio, tiene tan poco sentido, que no puede gustarme más. Lo malo es hacerse hueco entre millones de turistas para verla mejor, es lo que tenemos los turistas, que al final acabamos estropeando muchas cosas...

Que comáis y bebáis sin contar calorías, (ya lo he dicho, pero lo repito) si vas a Italia, olvida las dietas, porque todo, todo, todo está de muerte y casi nada es ligero. Es el típico país en el que desearías tener un estómago tres veces más grandes para probarlo todo :-). Pero si me quedo con una cosa (salada) es con la Porqueta, una especie de embutido de carne de cerdo rellena que puedes encontrar en las Charcuterías o en los mercados y que ellos mismos te preparan en bocadillo. Si puede ser con pan de focaccia o pizza bianca mejor que mejor.
Para comer hay mil sitios estupendos, ya os digo que no soy ninguna experta, mi recomendación es que evitéis las calles más turísticas, y busquéis zonas algo más alejadas. Pero incluso en las zonas más turísticas podréis comer bien, delante de la Fontana hay un local de bocadillos muy bueno, y en el Trastevere nosotros hemos cenado muy bien en Trattoria da Lucía (de ahí viene la receta de Cacio Pepe que tanto nos gusta), también causó furor el decorado de la Antica Enoteca que publiqué en Instagram, que está muy cerca de la Piazza de Spagna y donde podéis cenar a un precio razonable (para la zona donde está, claro), lo mismo que en la terraza de Otello alla Concordia (muy cerquita, comida casera y una terraza llena de encanto). Mi amiga Nicoletta añade tambíen Giggetto al Portico d´Otavia y  Al Pomiere en la zona del Gueto.

Y por supuesto pasear por los distintos barrios, Campo de fiori y Trastevere son imprescindibles, perderse por las callejuelas de cualquiera de ellos, tomar un café o un vino, o un helado :-) en cualquiera de sus terrazas es una visita tan obligada como la cúpula de San Pedro.

Y mi último consejo, el centro de Roma no es muy grande, así que lo mejor es moverse andando. Sobre todo porque los autobuses funcionan regular, el metro tiene sólo dos líneas (que no pasan con la frecuencia de aquí, pero puede ser una opción si os cuadra en vuestra ruta), y el coche no os lo aconsejo a no ser que queráis pelear con un montón de conductores romanos locos :-). Ya os digo que el tráfico es un horror, así que si os decantáis por el taxi, contad conque es muy probable que acabéis en un atasco viendo subir el taxímetro...

En cualquier caso, utilicéis el transporte que utilicéis, tened paciencia y recordad que con tanta ruina no se puede excavar, así que apenas hay parkings, ni garajes, ni líneas de metro en condiciones. Es el tributo a pagar por haber sido la capital del imperio :-).
Y por supuesto, no olvidéis la cámara de fotos, las ruinas, los gatos, las buganvillas, las terrazas, las cúpulas, llevad una buena tarjeta de memoria porque no hay ciudad más Instagrameable!!

6 comentarios:

  1. Gracias por tus consejos! Es nuestra visita pendiente con niños para el año que viene. Mi hijo porque se cree que va a ver romanos y mi hija por comer pasta todo el día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues estoy con tu hija, yo me pasé el viaje entre pasta y helados, he vuelto redonda 😂😂

      Eliminar
  2. Una guía preciosa de Roma yo estoy deseando volver

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre es bueno dejarse algo para poder volver y echar la moneda en la Fontana, claro :-I

      Eliminar
  3. Nuestro viaje pendiente que fíjate ya esta en mi mente desde hace mucho tiempo y ahora con los niños en cuanto el peke no sea tan peke...pero viendo nuestra experiencia maravillosa en Lisboa, en un par de años....uhmmm!!! pasta, quesos italianos y helados, los tengo ganados!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Roma es muy fácil con niños, la comida ayuda, también que hay muchas plazas y terrazas. Nosotros fuimos hace años con las niñas pequeñísimas, con dos sillitas y fue perfecto. No hicimos tour de museos, claro, pero alguno vieron :-)

      Eliminar

Anímate y deja un comentario, nos encanta recibirlos!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...